¿Y los alumnos de altas capacidades?

 

“El niño superdotado va a tener problemas sociales” Este es uno  de los mitos que existen sobre los niños superdotados que se destacan en el vídeo. Junto con este conviven en nuestra sociedad muchos otros del tipo: “estos niños no necesitan ayuda porque son muy listos”, “no tienen amigos”…

Considero que se trata de creencias que debemos ir eliminando a nivel social y que, como muy bien subraya la psicóloga en el vídeo, el contexto va a jugar un papel decisivo en la adaptación de estos niños superdotados.

El contexto lo conformamos todos: padres, profesores, orientadores,… Y es que no debemos olvidarnos que se trata de niños que requieren la misma atención que los demás y, por ello, debemos adaptarnos a sus posibilidades y potencialidades, aprovechando estas.

Se nos olvida que cada niño tiene unas características, unas motivaciones, unos intereses, unas potencialidades…que hacen que su proceso de aprendizaje sea único, irrepetible, personal e intransferible.

En este sentido, tanto profesores como orientadores tenemos un papel muy importante pues, con muy bien señalaba la psicóloga, si estos niños no reciben la atención que necesitan podemos hablar de un futuro FRACASO ESCOLAR. Esto será así puesto que se aburrirán y se acostumbrarán a no esforzarse pues no se les está exigiendo de acuerdo con sus posibilidades y, al mismo tiempo, no se les está ofreciendo todo aquello para lo cual están preparados.

Desde aquí, tenemos un papel decisivo para trabajar con padres y profesores pues muchas veces no saben qué hacer y se encuentran desprovistos de recursos para satisfacer y atender sus necesidades. De la misma manera, será cuestión de orientación todo lo relacionado con el tipo de respuesta que se les proporcione ya sea a través de programas de enriquecimiento, agrupaciones flexibles, aceleración… Las distintas posibilidades tienen sus ventajas e inconvenientes y será necesario valorar la más apropiada en cada caso.

Lo que es una obviedad es que se trata de niños que requieren tanta atención como los demás y es tan negativo no prestar la atención que precisa un niño con una necesidad educativa debido a un déficit cognitivo como no hacerlo con un niño que presenta altas capacidades.

Por todo ello, hemos de ser conscientes que podemos abordar muchos de estos aspectos puesto que muchas veces tanto padres como profesores se van a encontrar “desorientados” y recurrirán a nosotros.

Los padres, al principio que reciben la noticia de que su hijo/a tiene altas capacidades, no saben dónde ir, cómo actuar y pueden solicitar nuestra ayuda. De la misma manera, debemos estar al tanto de muchos programas de enriquecimiento (entre otros) que se desarrollan, por ejemplo en la Comunidad de Madrid, y en los que pueden participar de acuerdo con sus intereses.

Con todo esto, quiero concluir diciendo que existen muchas formas de atender a estos alumnos y que, como tal, hemos de responder a sus intereses y motivaciones. Todo esto será posible con un trabajo conjunto y en equipo.

 

Si deseas ver el vídeo pincha aquí

 

Tu experiencia crea escuela

 

Campaña de movilización ciudadana sobre Educación

Me parece un vídeo realmente ilustrativo para concienciar a toda la sociedad, y si cabe aún más a la comunidad educativa, de que entre todos podemos construir una escuela de calidad, alejando de ésta todos los términos con connotaciones negativas que cada vez más la acompañan: fracaso, abandono, queja…

Estoy totalmente de acuerdo en que una vez más se trata de un compromiso colectivo, remarcando ese adjetivo colectivo, que va a permitir que entre todos, si existe esa ilusión, podamos construir esa escuela que tanto añoramos.

No debemos esperar y creer que el que tenemos al lado lo va a hacer y por ello decidir no hacerlo, sino que todos debemos poner nuestro granito de arena y no pensar que otro lo va a hacer mejor, que a otro le corresponde… Es un compromiso de todos y que está en manos de todos nosotros y sólo lo vamos a alcanzar si se unen todas las fuerzas, ideas, ilusiones, posibilidades…

Es necesario que exista esa motivación por parte de toda la comunidad, de toda la sociedad y que juntos avancemos hacia esa escuela, pues:

 

“Una escuela sólo se construye con esfuerzo, compromiso, ideas y  corazón”

Para ver el vídeo pincha aquí 

Los doce principios pedagógicos

 

Me parece muy interesante reflexionar sobre este vídeo, sobre todo, por los doce principios pedagógicos que señala.

  1. Enseñar no es dictar, es mediar
  2. Enseñar es ayudar a reconstruir el conocimiento
  3. Enseñar es contextualizar
  4. Enseñar es favorecer el contraste
  5. Enseñar es modelar
  6. Enseñar jugar limpio
  7. Enseñar es emocionar
  8. Enseñar es disfrutar
  9. Enseñar es guiar la incertidumbre
  10. Enseñar es crear aprendices permanentes
  11. Enseñar es innovar
  12. Enseñar es ser estratégico

Desde mi óptica, en estos principios  radica la verdadera y óptima educación y de ello debemos partir, de entender la educación de otra forma. No hemos de quedarnos en una mera transmisión de contenidos sino que debemos de ir mucho más allá y es ahí, como se expone en el vídeo, donde tiene cabida la formación del profesor en estrategias.

Si repasamos los contenidos del currículo tradicional, podremos observar que ha estado centrado en la adquisición de conocimiento, pero aprender a resolver problemas, tomar decisiones, utilizar eficazmente los recursos de aprendizaje, aprender a pensar o aprender a aprender es mucho menos frecuente.

Debemos darle este nuevo enfoque al proceso de enseñanza aprendizaje, centrándonos en ese proceso de aprender a aprender, de forma que no les presentemos a los alumnos unos contenidos finales sino que ellos mismos aprendan a enfrentarse a éstos y puedan transferirlo a situaciones idénticas. En este sentido, el maestro será un mediador o un facilitador de ese aprendizaje, pero no un simple transmisor de conocimientos.

Igualmente interesantes son todos los demás principios puesto que es obvio el hecho de tener en cuenta el contexto del alumno, de disfrutar para que el alumno disfrute, de crear aprendices permanentes para que se interesen por el aprendizaje más allá de la escuela, de emocionar…

Por todo esto, es interesante que los profesores y maestros puedan visionar este vídeo y que reflexionen sobre su práctica educativa para ver en qué medida estos principios pedagógicos están presentes en ella.

Para ver el vídeo pinchar aquí

Blog: Atención educativa para el alumnado de origen extranjero

 

 

Atención educativa para el alumnado de origen extranjero

 

Este blog ofrece un gran repertorio de enlaces, así como pruebas de evaluación del nivel de español y  numerosas propuestas didácticas. Ofrece todo tipo de material para trabajar con este alumnado y superar así el desfase curricular con el que se encuentran en los centros educativos.

Además, es una forma de como educadora u orientadora estar al tanto de todo el material con el que podemos contar para atender de forma óptima la diversidad del alumnado.

Cuando se trata de alumnos que desconocen el idioma la atención que requieren es aún mayor y se trata de poder ofrecerles, en la medida que esté en nuestras manos, toda la que requieran con el objetivo de facilitar esa adaptación óptima al centro educativo.

En algún momento como maestros/as nos vamos a topar con alumnado que no conoce el español y será un recurso más donde poder recabar información y estar al tanto de muchas novedades. Y ya como orientadores podremos ofrecer a los maestros la guía que precisen para prestar esa misma atención.

 

Si quieres visitar el blog pincha aquí

El juez de menores- Emilio Calatayud

 

 

Para ver el video pincha aquí

Desde mi óptica, me parece realmente interesante que todos tengamos la posibilidad de visionar este vídeo y, por ello, lo comparto por aquí.

Creo que todos, en mayor o menor medida, vamos a participar activamente en la educación de nuestros niños, ya sea desde el papel de maestros o educadores, padres, tíos, primos, hermanos… Todos, a lo largo de nuestra vida, vamos a tener la oportunidad de desarrollar este rol y, por otro lado, son muchas las personas que van a participar, en un mismo momento, en esta tarea de educar y entre las que ha de existir una gran red de comunicación para que exista coherencia en esta práctica.

Por todo ello, son realmente interesantes y objeto de reflexión muchos de los planteamientos e ideas que el juez expone en el vídeo.

En primer lugar, es muy interesante analizar el estilo/s de educación familiar que más predominan en nuestra sociedad. Considero que nos encontramos entre el hiperprotector y el democrático-permisivo frente al autoritario que ha estado más presente en épocas o momentos anteriores.

Hemos pasado de un estilo autoritario-represivo de educación familiar en el que los hijos están expuestos a un gran control y rigidez por parte de los padres y donde el diálogo y la reciprocidad no tienen cabida. De ahí nos hemos movido al polo opuesto, es decir, a un modelo donde no existen jerarquías y las decisiones se toman por consenso, todos tienen iguales derechos,…

Nos hemos situado en los grandes extremos y como tales, éstos nunca son buenos. Es decir, tenemos que ser conscientes de que de ambos modelos se pueden extraer muchas consecuencias y la explicación de muchos de los comportamientos que observamos en el día a día de los niños.

Obviamente no podemos defender ni justificar un autoritarismo extremo, pero sí podemos tomar algunos aspectos del modelo. No se trata de imponer o controlar por la fuerza los movimientos de nuestros niños, pero sí es muy importante que exista tal figura de autoridad a la cual se ha de respetar y que ha de ser un modelo a seguir, un ejemplo para nuestros niños.

Y por ello, es importante que el niño sea consciente de que tiene unos derechos dentro de su contexto familiar, de su sociedad; pero también que existen unos deberes que ha de cumplir. Estamos continuamente reforzando a los niños con sus derechos y se nos olvida informarles de sus deberes o simplemente deciden quedarse con aquello de lo que pueden sacar partido. Me parece muy triste que hayamos llegado al extremo de que un padre no puede pegar una colleja a su hijo adolescente por miedo a que este tome represalias contra él.

Es decir, hemos pasado del autoritario que he expuesto antes a un modelo de educación familiar donde “todo vale” y todos somos iguales, no existen jerarquías. Los padres se encuentran a la misma “altura” que sus hijos e incluso, en ocasiones deciden vestir, peinarse como ellos pues creen que de este modo serán sus amigos. Yo me pregunto: ¿dónde está la figura de referencia de nuestros niños/adolescentes? ¿Qué consecuencias extraerá un adolescente de un comportamiento de continua rendición por parte de los padres?

Me parece realmente interesante la frase que emplea el juez en el vídeo: “los padres que sean padres”. Creo que es muy acertado puesto que nos encontramos en un momento donde los padres deambulan de un rol a otro y no son capaces de situarse en uno concreto. Quieren ser amigos de sus hijos y, al mismo tiempo, quieren ser respetados por estos. Pienso que desde la postura de amigo no van a alcanzar o desempeñar la figura de autoridad que le corresponde frente a sus hijos. Además de corresponder, es esencial pues un niño, un adolescente ha de tener esa figura que le sirva de modelo, de ejemplo a seguir y que le vaya indicando en la vida un camino de referencia para seguir. Los primeros trances de este modelo surgirán cuando el adolescente se encuentre con las primeras dificultades o problemas de su vida personal y no encuentra en sus padres aquel sostén estable y tranquilizador que se necesita.

De este modo, es incuestionable que ambos extremos no son buenos. Debemos lograr o buscar en la educación de nuestros niños y adolescentes el punto medio donde todos nos movamos de una forma cómoda. Creo que un punto interesante de partida es concienciar a la sociedad pues creo que somos muy poco flexibles y no vemos más allá. Estamos en un momento donde “ponemos el grito en el cielo” cada vez que escuchamos la palabra “autoridad” y esto se está transmitiendo y llevando a todos los contextos de la vida diaria hasta el punto de poner en tela de juicio el hecho de que un padre sea la figura de autoridad de sus hijos. Lo mismo ocurre en las aulas, el profesor ha perdido, desde el punto de vista de la sociedad, tal autoridad y esto hace que cada vez sea menos respetado por los alumnos, puesto que los propios padres tampoco quieren que así sean.

Estamos ante una paradoja pues, por un lado, dejan en mano de éstos toda la educación de sus hijos y, al mismo tiempo, no defienden su figura frente a sus hijos. Desde mi punto de vista, uno de los motivos por los que los niños cada vez ven menos en los profesores una figura de autoridad es el hecho de que los mismos padres se han encargado que así sea. Estamos en un momento crítico, donde los padres no permiten cualquier movimiento en los profesores, no consienten que haya una voz más alta que otra ni un“cachete” en el culo de sus hijos y, además, están permitiendo que sean sus hijos los que los amenacen constantemente ante sus actuaciones.

Desde mi punto de vista, hemos permitido a nuestros niños, desde muy pequeños, que tomen y participen en decisiones demasiado grandes para ellos. Se nos olvida que los niños son niños y que, como tales, han de situarse en esa esfera y que los padres y maestros están en una “esfera superior”. Esto es una obviedad. No podemos pasar por alto tales figuras de autoridad, entre otras, y saber que deben de existir para que el niño tenga ese referente o modelo en el que apoyarse.

En definitiva, se trata de adoptar un rol adecuado y no situarnos en los extremos conociendo las ventajas y posibles consecuencias de tal decisión. Y, sobre todo,  para mí lo más importante, que los padres desempeñen ese rol: el de padres. Igualmente importante es que cuenten con el apoyo de la sociedad y que no se encuentren con trabas a la hora de educar a sus hijos ya que nos estamos empeñando continuamente en enfatizar los derechos de nuestros niños y estos se están aprovechando de tal situación.

En resumen, para que la tarea de EDUCAR se desarrolle de forma óptima, ha de existir una gran coordinación de todas las personas encargadas de ello y, sobre todo, apoyo y respeto entre ellos para que el niño o adolescente lo perciba.

Educar las emociones

 

 

López, E. (2011). Educar las emociones en la infancia (de 0 a 6 años). Barcelona: Wolters Kluwer.

En este libro se aborda un aspecto que no siempre ha estado presente en las aulas y que no sé en qué medida ahora lo está.

En este sentido, no se puede cuestionar la importancia de educar las emociones desde las primeras edades, pues esto va a ser el pilar que en el futuro les va a permitir enfrentarse a muchas situaciones, contar con recursos para salir de otras,… de tal manera que las experiencias de los niños se conviertan en fuentes de aprendizaje.

Por ello, me parecen realmente prácticas e  interesantes, para poder desarrollar,  todas las actividades que en el libro se plantean, agrupadas en cinco grandes bloques: conciencia emocional, regulación emocional, autonomía emocional, habilidades sociales y habilidades para la vida y el bienestar.

 

De ahí, que quiera dejar plasmado en mi blog este libro como un gran recurso que puede servir a aquellos docentes que estén interesados en abordar la educación de emociones desde estas edades.

 

 

 

La comunicación eficaz con los alumnos

 

Cuadrado, I. y Fernández, I. (2011). La comunicación eficaz con los alumnos. Factores personales, contextuales y herramientas TIC. Barcelona: Wolters Kluwer.

 

Me parece muy interesante este libro pues trata de facilitar estrategias, herramientas, instrumentos para que los docentes mejoren la forma de hacer llegar los contenidos a los alumnos y mejorar su bienestar emocional.

Como muy bien se subraya en el libro, el aula es un “escenario comunicativo” donde se habla y se escucha, donde se aprende qué decir y a quién, cómo decirlo, cuándo, cómo interpretar el sentido y contenido de los mensajes de los demás.

Lo que me despierta una reflexión es todo lo referido a esa interpretación de los mensajes de los demás. En este caso, conviene diferenciar entre el profesor-alumno y alumno-alumno.

En lo que se refiere a la primera relación, desde mi óptica, el profesor ha de poner todo su empeño en que esos mensajes lleguen al alumno y ahí existen dos grandes vertientes: la forma en que el profesor se dirige a éstos y la situación personal de los alumnos. Es cierto, que el docente ha de jugar con su lenguaje, con estrategias que favorezcan un acercamiento más eficaz al contenido de los mensajes por parte del alumno. Al mismo tiempo y fundamental, ha de tener en cuenta y contar con la situación emocional, personal en la que se encuentra ese alumno y que va a determinar, en gran medida, la forma en que ese mensaje le llegue.

Es imprescindible contar con estas variables para que la comunicación sea eficaz, ya no sólo restringida a la transmisión de contenidos sino todos los intercambios comunicativos que tienen lugar constantemente en el aula. Si fallan alguno de los elementos de la comunicación, ya no estaríamos hablando de ella.

Además de la comunicación profesor-alumno, podemos reflexionar acerca de la relación comunicativa alumno-alumno. Desde mi óptica se ha de fomentar, trabajar en el aula constantemente este aspecto. Muchos de los conflictos que surgen continuamente en las aulas (bullying, amenazas, discusiones,…) tienen mucho que ver con la ausencia de comunicación o,  dicho de otra forma, con una mala comunicación.

Desde los centros educativos se ha de trabajar la solución de conflictos desde la escucha activa al otro, desde el diálogo,… Si no se fomenta esto, cualquier mensaje mal interpretado de un compañero, la mínima diferencia va a ser el inicio de un conflicto mayor.

 

Con todo esto, me parece realmente interesante este libro pues presenta el aula como ese “escenario comunicativo” donde tienen lugar todos estos intercambios comunicativos y para que estos sean eficaces, el docente ha de contar con todas las variables que pueden interferir en el acto comunicativo.

Escucha activa: 6 ERRORES

 

 

Me parece muy claro y representativo este vídeo en el cual el psicólogo nos presenta de una forma muy visual aquellos errores que cometemos en lo que a la escucha activa se refiere. Considero que a la hora de enfrentarnos a una relación de ayuda es algo que debemos tener muy presente y que la persona que tenemos enfrente perciba que la estamos escuchando. Por ello, es importante no cometer algunos de los errores que el psicólogo presenta como los más habituales y característicos.

Muchas veces los cometemos sin percatarnos de ellos y, por ello, creo que debemos ser muy conscientes del papel tan decisivo que va a jugar nuestro “lenguaje corporal” y los demás aspectos que se señalan y que van a envolver todo lo referido a esta escucha activa.

Un paso importante para que la persona que nos pide ayuda se sienta a gusto es que perciba que estamos interesados en su “problema” y, sobre todo, que estamos escuchándola poniendo en juego todos los sentidos.

Para ver video pinche aquí

Hablemos de las emociones…

 

 

Vallés, A. (2000). Inteligencia Emocional. Aplicaciones educativas. Madrid: Editorial EOS

 

Este manual complementa muy bien el libro de Bisquerra, puesto que se abordan, describen  diferentes actividades  para desarrollar esa inteligencia emocional, desde las primeras edades.

 

Ya, desde las primeras edades, a través de cuentos, los niños pueden identificar emociones en los otros, pensar cómo se sienten, buscar alternativas por muy simples que sean. Esto hará que poco a poco se den cuenta de qué situaciones les hacen felices, cuándo están tristes, cuándo se enfadan…buscando siempre el por qué y pensando en qué pueden hacer en situaciones similares…

 

Para edades superiores se señalan actividades muy interesantes en las que se invita a los niños a identificar situaciones que provocan emociones positivas y negativas; a buscar alternativas para contener la ira en situaciones de provocación; a controlar los pensamientos; a realizar autoverbalizaciones para dirigir el comportamiento (¿Qué podría decirme a mí mismo para afrontar estas situaciones?)…

 

Comprende actividades eminentemente prácticas que van a permitir abordar todos estos aspectos en el aula, en gran grupo, de forma que desde las primeras edades se trabajen todos estos aspectos relacionados con la regulación de las emociones.

 

Se trata, como subrayaba Bisquerra, de desarrollar esa habilidad para generar emociones positivas, previniendo los efectos nocivos de las emociones negativas. De esta manera, el niño o la persona podrán adoptar una actitud más positiva hacia la vida y desarrollar una mayor motivación, creatividad para enfrentarse a las diferentes situaciones y dificultades del día a día.

 

Es evidente que será mucho  más fácil enfrentarse a tales adversidades si estamos experimentando una emoción positiva, pero en caso de no ser así es importante aprender a afrontar esas situaciones mostrando una actitud positiva, buscando alternativas diferentes.

De la misma manera, es importante trabajar todo lo relacionado con la regulación emocional pues será lo que les permita interactuar de forma óptima con los demás. Con esto, podrán identificar sus emociones y las que la otra persona está experimentando para adecuar su comportamiento.

 

Por todo esto, es importante esa formación inicial del profesorado en educación emocional pues será imprescindible abordar todo  lo relacionado con las emociones desde las primeras edades.

Psicopedagogía de las EMOCIONES

 

Bisquerra, R. (2009). Psicopedagogía de las emociones. Madrid: Editorial Síntesis

 

Este libro está dirigido principalmente a profesionales de la Educación, Psicología, Psicopedagogía, Pedagogía…, aunque resulta interesante para cualquier persona interesada en el tema de las emociones.

 

Desde mi óptica, es de gran interés y constituye la fundamentación teórica de la educación emocional. Bisquerra subraya la necesidad de enfocar la educación “desde dentro” poniendo énfasis en la emoción subyacente en los procesos educativos.

 

De ahí que sean muy relevantes todos los objetivos que señala el autor como propios de esta educación emocional.  Son objetivos que podemos considerar muy básicos y que, sin embargo, si no se alcanzan, puede verse afectada cualquier ámbito de nuestra vida.

 

En el caso, por ejemplo, del ámbito escolar es obvio que la emoción que esté experimentando el niño puede favorecer o dificultar todo el proceso de enseñanza aprendizaje. Será el docente, con nuestra ayuda si la precisa, el que pueda abordar todo estos objetivos con el fin de optimizar dicho proceso.  El docente tendrá que identificar, en su aula por ejemplo, prestar atención a necesidades emocionales que puedan ser atendidas a través de un programa de educación emocional.

 

De ahí que una materia de educación emocional sería imprescindible para el profesorado para tener una formación inicial en este aspecto. Así, podrá abordar estrategias, actividades en el aula para trabajar las emociones y poder enfocar su práctica educativa partiendo de algo tan importante como son las emociones y que, como sabemos, tienen  relevancia en al educación y en la vida diaria.